in

Los comentarios de una actriz y el racismo en México

Cathy Murphy/Getty Images

“!Ay qué prieta prieta, No! qué feo!” exclamó una actriz mexicana en las redes sociales después de usar accidentalmente un filtro que oscureció su rostro durante una transmisión en vivo en; reavivando el largo debate en país sobre el racismo.

Las observaciones de Bárbara de Regil, una conocida actriz de películas y telenovelas, se produjeron cuando los mexicanos están a su vez entamando sus propias conversaciones sobre el racismo tras la muerte en los Estados Unidos de George Floyd, un afroamericano, bajo la rodilla de un policía blanco.

En México, el debate se ha centrado en la discriminación contra los grupos indígenas, que durante mucho tiempo han sufrido de la pobreza, el aislamiento y la falta de representación en la política y la cultura popular.

Dado que muchos mexicanos siguen confinados a sus hogares a causa de la pandemia de coronavirus, el debate se ha desarrollado por gran medida en línea.

En medio de la reacción a los comentarios de de Regil, algunos aficionados se apresuraron a defenderla, diciendo que había cometido un error inocente. Otros pidieron que la gente dejara de seguirla en las redes sociales.
“No vamos a tolerar más racismo. Ni en México ni en el mundo”, un usuario escribió en Twitter, proclamando que la actriz fue “CANCELADA”.
El video ya no está disponible en la página de Instagram de de Regil.

El éxito de Yalitza Aparicio, la estrella indígena mexicana de la película Roma, ganadora del Oscar en 2018, ha ayudado a poner en primer plano las conversaciones sobre raza y etnia. Ella contrasta fuertemente con las pálidas mujeres y hombres de rasgos europeos que dominan la televisión y el cine mexicanos, aunque sólo representan una pequeña parte de la población abrumadoramente mestiza e indígena del país.

La actriz, que fue menospreciada por un actor de telenovela que utilizaba un lenguaje crudo y cargado de racismo, incluso cuando se la estaba agasajando durante la temporada de premios del año pasado, se ha pronunciado en los últimos días sobre la importancia de amplificar las voces indígenas.

“Nuestra voz se escucha menos por el color de nuestra piel”, dijo el jueves en un evento virtual organizado por la revista GQ.

DISCRIMINACIÓN GENERALIZADA

Aproximadamente una cuarta parte de la población de México es indígena y al menos 7 millones de personas hablan un idioma indígena, según datos oficiales.

El aislamiento y la pobreza que sufren los indígenas fueron puestos en evidencia en los años 90 por la rebelión izquierdista zapatista. Pero se han hecho pocos progresos hasta la fecha.

Un estudio reciente de la organización de ayuda global Oxfam encontró que los mexicanos que se identifican como indígenas y tienen tonos de piel más oscuros sufren mayores desventajas.

Muchos mexicanos también se enfrentan a la discriminación por su vestimenta, peso, altura, creencias religiosas y preferencias sexuales, dicen los expertos.
Según una encuesta realizada en 2017 por el Instituto Nacional de Estadística y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el 20% de los encuestados dijo que había sufrido discriminación en los últimos 12 meses.

“Al igual que en los Estados Unidos, en México hay mucha discriminación y racismo. Aquí nadie está exento de ser discriminado”, dijo Susana Reyes, que la semana pasada participó en una pequeña manifestación en la Ciudad de México por la muerte de Floyd.