in

La pandemia revivió a las Telenovelas

'Destilando amor', con Angélica Rivera.

Desdeñadas por ser muy anticuadas para competir con las series transmitidas por internet, las telenovelas recuperaron a un público ansioso que busca entretenimiento familiar y reconfortante en tiempos de incertidumbre. con cifras de audiencia que rondan los cuatro millones de espectadores por episodio que lo convierten en lo más visto de la parrilla televisiva.

Después de décadas de reinado supremo en los horarios de máxima audiencia, las icónicas telenovelas del país perdían espectadores. Los ejecutivos de la industria las declararon obsoletas, demasiado cursis y simplistas para competir con programas más complejos y de mayor presupuesto.

Ahora, gracias a la pandemia, la telenovela arrasa de nuevo, El resurgimiento de los melodramas en México ha sido una bendición para Televisa, el otrora monopolio mediático que en años recientes se ha visto afectado por los servicios de transmisión en continuo y otros competidores.

Durante el segundo trimestre de este año, 6,6 millones de personas vieron cada noche el canal insignia de Televisa durante el horario estelar, cuando se transmiten las telenovelas y otros melodramas. Durante el mismo período en 2019, según la cadena, fueron cinco millones. Los índices de audiencia para el canal aumentaron dos veces más que la audiencia general de televisión en México de mayo a junio.

Según los índices de audiencia de Nielsen, Televisa estima que más de diez millones de personas vieron el final de Te doy la vida, que se emitió a principios de este mes, con lo que se convirtió en el episodio de telenovela más visto de la cadena desde 2016.

“Estamos viviendo un resurgimiento de la telenovela con cifras de audiencia que no veíamos desde hace tres o cuatro años. Algunos ejecutivos del medio señalaron que el género había muerto. Y ahora están reponiendo melodramas y observando cómo son lo más visto de la televisión mexicana”, cuenta el director editorial de la revista TvNovelas, Gilberto Barrera. Y añade: “Probablemente la forma de contar las historias se ha tenido de modificar con el tiempo. Pero esto es back to basics: el modelo tradicional sigue imperando”

El inicio de una recesión económica mundial ha hecho que este tipo de programas sean más atractivos por definición. Las telenovelas se emiten por señal abierta, lo que las hace más accesibles para la familia mexicana promedio que Netflix o los canales de cable premium.

Por el momento, al menos, Televisa tiene algunas ventajas sobre los servicios de transmisión en continuo en México. La cadena tiene contratos a largo plazo con actores y equipos que pueden mantenerse en entornos estrictamente controlados para contener la propagación del virus.Y cuando se trata de ofrecer alimentos reconfortantes a una audiencia angustiada, el melodrama anticuado de toda la vida no tiene rival.

“A diferencia de Netflix, le damos certeza a la gente”, dijo Carlos Mercado, creador y guionista principal del programa “La Rosa de Guadalupe”. “Con un melodrama tienes la certeza de lo que vas a ver, incluso para burlarse”.