in

Mejoran los pronósticos de la recuperación económica

Banorte duplica la previsión de crecimiento del PIB para 2021, pasando del 1,8% al 4,1%

La Bolsa Mexicana de Valores en Octubre | Alejandro Cegarra

El Grupo Financiero Banorte ha duplicado su pronóstico de crecimiento para México el próximo año, afirmando que la demanda de los Estados Unidos, el récord de remesas y una rápida reapertura han impulsado la actividad más de lo esperado.

Banorte, el segundo prestamista más importante de México, publicó nuevas estimaciones que se acercan a la proyección de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de un crecimiento del 4,6% para el 2021. Esta en su momento fue criticada por los analistas como “demasiado optimista”. El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo que espera que más analistas del sector privado sigan la revisión de Banorte, que sitúa el crecimiento de 2021 en 4,1%, por encima de la proyección anterior de 1,8%.

“Podemos esperar que las revisiones muestren un mejor desempeño”, dijo Yorio en entrevista a Bloomberg, añadiendo que el producto interno bruto está en camino a alcanzar las predicciones del gobierno.

Los datos de la actividad económica “parecen mostrar un crecimiento en el tercer trimestre mucho mejor de lo que esperaba el mercado”, afirmó Yorio, señalando los datos publicados el miércoles que muestran que la actividad económica para septiembre se espera que sea un 6,9% más baja que el año anterior, frente a una caída del 7,9% en agosto.

Según proyectó Banorte, la economía se contraerá un 9% este año, un alza de su estimación anterior de una caída del 9,8%. Las expectativas de que se distribuya una vacuna en la segunda mitad del próximo año se sumaron al repunte.

Sin embargo, las perspectivas no son del todo positivas. La actividad económica de México en 2021 seguirá siendo un 5,5% menor que en 2018, según las mismas predicciones de Banorte.

“Aunque el 4,1% suena optimista, todavía no es optimista respecto a lo que vimos en recesiones anteriores y respecto a lo que va a suceder, o lo que se espera que suceda, en otros países”, dijo Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte. Señaló que, en el año posterior a las dos últimas crisis económicas de México, el producto interno bruto se recuperó en la misma cantidad o más de lo que se contrajo durante la recesión.

A México le irá peor que a otros países debido al gasto “extremadamente limitado” del gobierno para combatir la caída, dijo Casillas. El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha negado a financiar un estímulo, argumentando que asumir más deuda supondría una carga para la recuperación de México.

A principios de este mes, el Fondo Monetario Internacional a través de recomendaciones, ajustó su proyección para el 2020 a una contracción del 9% desde una caída del 10,5%, y su estimación para 2021 a un crecimiento del 3,5%, 0,2 puntos más de lo que predijo anteriormente.

“El empleo, los ingresos y la pobreza tardarán varios años en volver a los niveles pre pandémicos”, aseguraron funcionarios del FMI. “No sólo se están frenando los avances de la última década en estas áreas, sino que el viejo desafío de México de bajo crecimiento parece que esta por empeorar”.

Una victoria del candidato presidencial estadounidense Joe Biden ayudaría a México al calmar las tensiones comerciales mundiales, dijo Banorte, permitiendo que el vecino del sur de Estados Unidos se beneficie del acuerdo comercial de la USMCA a costa de China.