in

La economía de México surge con mayor fuerza después de un desplome record

Alejandro Cegarra

La economía de México se expandió al ritmo más rápido en al menos tres décadas durante el tercer trimestre, compensando parte de la producción perdida durante la pandemia a medida que la manufactura se eleva para satisfacer la fuerte demanda de los Estados Unidos.

El producto interno bruto subió un 12% con respecto al trimestre anterior, según los datos preliminares publicados por el instituto nacional de estadísticas (INEGI) el viernes. El resultado, el mejor de los datos que se remontan a 1990, estaba en línea con la estimación media del 11,9% de economistas institucionales.

Los datos reflejan la paulatina reactivación económica del país, pero no se recupera del desplome del segundo trimestre. En una base anual, no ajustada estacionalmente, el PIB cayó un 8,6% durante el trimestre, comparado con una caída estimada del 8,9%.

La recuperación se ve empañada por las bajas proyecciones del cuarto trimestre y los temores de una segunda ola de coronavirus. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha rechazado los llamados por parte de economistas para un mayor gasto gubernamental similar al de otros grandes países, argumentando que una carga de deuda más ligera facilitará el repunte de México. Como resultado, la economía se ve caer en picada un 10% este año, la mayor cantidad en casi un siglo.

Sin embargo, el presidente celebró la recuperación económica de 12% en el tercer trimestre del año, además de presumir la recuperación de empleos en el país “sin deuda adicional ni aumento de impuestos”.

“El hecho de que haya habido un buen trimestre no debería hacernos pensar que el camino a seguir va a ser fácil”, dijo Jessica Roldán, economista jefe de Finamex, una empresa de corredores de bolsa mexicana, antes del lanzamiento. La perspectiva de una segunda ola “está generando mucha incertidumbre” mientras que el mercado interno de México es “muy débil”, dijo.

Los sectores industriales, incluyendo la minería, la construcción y la manufactura, crecieron un 22% en comparación con el trimestre anterior, mientras que la agricultura, la ganadería y la pesca se expandieron un 7,4%. Las actividades de servicios, incluyendo el comercio, el transporte, las finanzas y los medios de comunicación, ganaron un 8,6% con respecto a los tres meses anteriores, según los datos preliminares.

El repunte trimestral de México debe tomarse “con un grano de sal” dado el pronunciado declive anterior, dijo Ernesto Revilla, jefe de Economía de América Latina en Citigroup Inc. y ex economista jefe de la Secretaría de Hacienda del país.

La mejora “se ve bien sólo porque la base de comparación, el segundo trimestre, fue tan mala porque ahí fue donde tuvimos el mayor impacto de la cuarentena”.

Ernesto Revilla

México ha sido uno de los países más afectados por la pandemia, registra el cuarto mayor número de muertes en el mundo. López Obrador trató de equilibrar la necesidad de contener la enfermedad con la no imposición de una cuarentena estricta, ya que más de la mitad de los mexicanos que laboran lo hacen en el sector informal.

En medio de un telón de fondo de estímulos fiscales mínimos, el banco central de la nación ha recortado rápidamente los tipos de interés hasta un mínimo de 4,5% en cuatro años.

Sin embargo, los sectores industriales y de servicios siguen en números rojos anualmente, con una contracción de casi el 13% y el 8,8%, respectivamente, en comparación con el tercer trimestre de 2019. La agricultura es la única área que muestra un crecimiento en comparación con el año pasado, con un 2,7%.

Probablemente tomará seis años recuperar el PIB que México tenía antes de la crisis económica, a diferencia de Estados Unidos que tomará poco más de un año“, dijo Gabriela Siller, directora de análisis económico del Grupo Financiero BASE.