in

Francia se mantiene firme al confinamiento mientras las hospitalizaciones siguen en aumento

El Primer Ministro francés Jean Castex anunció que era demasiado pronto para abrir muchas tiendas.

La estación de metro de La Défense en París | Benjamin Girette

Las víctimas francesas de coronavirus que necesitan de tratamiento hospitalario alcanzaron un récord. El gobierno se ha mantenido firme ante la presión instando a levantar algunas de las restricciones del confinamiento.

Las hospitalizaciones aumentaron en 737 a 32.683, superando el récord al que se llegó el 14 de abril, después de que el país registrara infecciones récord durante las últimas tres semanas, dijeron las autoridades sanitarias el jueves. Anteriormente, el Primer Ministro Jean Castex descartó relajar las restricciones de la nación, frustrando las esperanzas de muchos minoristas.

“Mi papel no es de ceder hoy a la presión”, dijo.

Las nuevas medidas francesas para contener la pandemia de coronavirus, introducidas a finales del mes pasado, están previstas para finales del 1 de diciembre. Según las normas, las tiendas no esenciales se han visto obligadas a cerrar de nuevo. Mientras que Francia está empezando a ver signos de que la propagación del virus se está desacelerando, es demasiado pronto para relajar las medidas de prevención dijo Castex durante una rueda de prensa en París. El presidente Emmanuel Macron se comprometió a revisar algunas de las restricciones actuales si las cifras del virus mejoran.

En países como Francia e Irlanda, los minoristas están presionando a sus gobiernos para que permitan su reapertura anticipada. Los minoristas franceses de juguetes, por ejemplo, le rogaron al gobierno que se les permitiera abrir sus puertas a partir de esta semana.

“Nuestra supervivencia depende de esto”, dijo la Federación Francesa de Minoristas de Juguetes en una carta al primer ministro, informó el miércoles la Agencia France-Presse.

La semana es crítica para Francia, dijo Castex, agregando que cualquier aceleración en la propagación del virus podría significar medidas aún más duras. Aún así, el primer ministro dijo que espera que se confirme una disminución en las nuevas infecciones, lo que podría resultar en un pico de hospitalizaciones a principios de la próxima semana.

El ritmo semanal de infecciones cayó por quinto día, según datos de las autoridades sanitarias.

El impacto de la pandemia “es muy fuerte”, dijo Castex. “La presión sobre nuestro sistema de salud ha aumentado y es extrema”.