in

Los dueños de Interjet negocian con autoridades para evitar posibles cargos por fraude fiscal

La compañía debe más de 6 mil 200 millones de pesos en impuestos. Los Alemanes se enfrentan a un plazo de negociación avecinándose en las próximas semanas.

Cesar Rodríguez

Los fundadores de Interjet están negociando un acuerdo con las autoridades fiscales en lo que es un esfuerzo por evitar posibles cargos de fraude criminal que podrían ser presentados tan pronto como el próximo mes.

Miguel Alemán Magnani, director general de Interjet, y su padre, el presidente de la empresa, Miguel Alemán Velasco; podrían ser acusados de fraude, al igual que la propia empresa.

Los posibles cargos contra la empresa y sus altos ejecutivos, que podrían presentarse a finales de año o principios del próximo sin un acuerdo, se derivan de si la empresa recaudó impuestos de los clientes y empleados, pero no envió el dinero al gobierno.

Las deudas fiscales de Interjet han complicado un esfuerzo por utilizar 150 millones de dólares acordados con un grupo de inversores externos como salvavidas para la compañía, que estaba ya luchando contra problemas financieros anteriores previamente a la pandemia. Bloomberg informó que los inversores aún no han proporcionado los fondos por temor a que el gobierno se apodere de parte del dinero para cubrir los impuestos no pagados.

Los impuestos supuestamente no pagados son parte de los 6.200 millones de pesos (310 millones de dólares) en reclamos del gobierno.

La factura fiscal asciende a 2.9 billones de pesos, incluyendo el impuesto sobre la renta retenido de los empleados y el impuesto sobre el valor añadido cargado a clientes, pero no facilitado al gobierno. Interjet debe otros 3.3 mil millones de pesos en otras tasas gubernamentales y costos de combustible a una empresa del estado, mientras que otros acreedores buscan otros 7.5 mil millones de pesos.

Interjet dijo en respuesta a las preguntas que las cifras eran incorrectas, pero se negó a proporcionar otras cantidades. La aerolínea no ha respondido a preguntas sobre las negociaciones fiscales.

Si la compañía no presenta un plan para empezar a cubrir sus deudas fiscales en las próximas semanas, los funcionarios del fisco están preparados para presentar cargos criminales a principios del próximo año con el fin de cumplir con las leyes de prescripción.

El fiscal de impuestos de México tiene la discreción de presentar o no denuncias penales ante la oficina del fiscal general y puede solicitar la desestimación si los contribuyentes llegan a acuerdos incluso después de que se presenten los cargos. La aplicación penal de las leyes fiscales ha sido clave para el fisco bajo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Cuando el Covid-19 llegó a México, López Obrador se negó a proporcionar una importante ayuda fiscal a empresas y en su lugar insistió en que pagaran después de haber evitado supuestamente las deudas fiscales bajo gobiernos anteriores corruptos. Bajo la amenaza de cargos de fraude criminal, la unidad mexicana de Walmart Inc. y otras compañías pagaron un total combinado de más de mil millones de dólares este año.

Los Alemanes, descendientes de un presidente mexicano, han visto colapsar a Interjet ya que la mayoría de sus aviones Airbus SE fueron embargados por sus arrendadores a principios de este año. La flota de la aerolínea se ha reducido a sólo cuatro Superjets Sukhoi de fabricación rusa, según Flightradar24. Los empleados sindicalizados se manifestaron a principios de este mes después de saber que no recibirían su sueldo.

Bank of America Corp. recuperó el jet privado Gulfstream de la familia este verano después de que se retrasaran en pagos, según una persona familiarizada con el contrato de arrendamiento. Interjet se negó a comentar sobre eso, o sobre las manifestaciones de los trabajadores.