in

La Ley Zaldívar avanza en comisiones del Senado

Cuartoscuro

El pasado 12 de febrero de 2020, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), presentó al Senado de la República una propuesta de reforma del sistema judicial en México. El principal objetivo de la propuesta era fortalecer las facultades del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) para combatir la corrupción, impunidad, nepotismo político y el acoso sexual dentro del Poder Judicial.

Algunos puntos importantes de la propuesta de Arturo Zaldívar son los siguientes: una consolidación de un sistema de precedentes en la jurisprudencia; simplificación de la acción de la declaratoria general de inconstitucionalidad; ampliación del listado de instituciones con la legitimación para ejercer acciones de controversia constitucional; la eliminación de que la SCJN revoque decisiones del CJF; una mayor discrecionalidad en el amparo directo en revisión; entre otras. 

De igual manera, la reforma impulsa la creación de Plenos Regionales, como sustitución de los Plenos de Circuito, que son los encargados de resolver las contradicciones de tesis y los demás conflictos de competencia que susciten dentro de los órganos jurisdiccionales. Se pretende una capacitación y profesionalización del personal a través de la creación de una Escuela Judicial.

Hasta el día de hoy, el Grupo Parlamentario de Morena, empujó ante las comisiones del Senado, con algunos cambios mínimos a la propuesta original, la Ley Zaldívar. Posteriormente, la reforma pasará al Pleno para su discusión y en caso su aprobación. 

Dentro de la discusión, hubo varios opositores que fundamentaron su postura argumentando que la reforma va a concentrar más poder en manos de Zaldívar y que no se deberían separar las funciones del Consejo de la Judicatura Federal de las del tribunal constitucional. 

Por su parte, el senador Delgado añadió que la reforma “concentra en un solo órgano, el Consejo de la Judicatura Federal, facultades excesivas y con esto, al amparo de las situaciones por las que atraviesa el país, por lo que no se puede ni se debe permitir”.