in

México está asaltando a inversionistas del sector energético: Wall Street Journal

“AMLO trata al T-MEC como un buffet, sirviéndose para México los elementos que le convienen y desechando los que no le parecen”

Henry Romero | Reuters

En un articulo que apareció recientemente en las columnas de la publicación norteamericana, se critica las medidas que ha tomado el Gobierno de México contra los inversionistas del sector energético en nuestro país.

“AMLO trata al T-MEC como un buffet, sirviéndose para México los elementos que le convienen y desechando los que no le parecen”

Mary Anastasia O’Grady, Wall Street Journal

La columna, firmada por Mary Anastasia O’Grady, detalla los planteamientos que hizo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para asegurar a legisladores norteamericanos acerca de la viabilidad del T-MEC antes de que este fuese ratificado por ambas cámaras de los EEUU el año pasado.

Sin embargo, plantea que los argumentos de AMLO acerca del sector energético, que según el presidente son del “dominio exclusivo de México” van en contra del espíritu de colaboración del T-MEC, y sobre todo rompen con los planteamientos de este último.

“El 22 de octubre, 40 miembros, demócratas y republicanos del congreso de los EEUU enviaron una carta al presidente Donald Trump asegurando que las acciones tomadas por el gobierno de AMLO, amenazan a las inversiones de compañías norteamericanas y desdeñan el espíritu del T-MEC.”

La publicación recuerda que la reforma constitucional del 2014 permitió a inversionistas extranjeros participar en los mercados eléctricos y petroleros de México, y que, desde ese entonces, capital privado ha llegado hacia la exploración petrolera en alta mar, redes eléctricas y refinamiento de gasolina.

Sin embargo, revivir a PEMEX y a la CFE es una prioridad del gobierno actual y este ha tomado acciones concretas y reales para proteger a las empresas nacionales, balanceando la escala a favor de estas en lugar de extranjeras.

“Esto incluye todo, desde frenar las autorizaciones para abrir estaciones de gasolina y negar el acceso no discriminatorio a infraestructura hasta bloquear la puesta en marcha de nuevas centrales eléctricas y suspender las subastas petroleras y el desarrollo de campos de petróleo y gas.(…) El 22 de julio, López Obrador se reunió, según se informa, con unas dos docenas de reguladores y funcionarios para presentar un plan de 17 puntos para salvar a Pemex y a la CFE, que incluye una propuesta para poner fin a los nuevos permisos para los competidores. Desde entonces el documento se ha filtrado. AMLO también ha dicho públicamente que está dispuesto a cambiar la constitución para proteger el control estatal de la energía.” comenta la periodista.

Dicho acuerdo reconocería que es México el único propietario de los recursos naturales en el territorio nacional, sin embargo, en lo que consiste empresas estatales, las leyes mexicanas deberían cumplir con los compromisos internacionales ya establecidos. Sea el T-MEC que los tratados con la Unión Europea y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

Las disposiciones de solución de controversias entre inversores y Estados en materia de energía, telecomunicaciones e infraestructura en México que se encontraban en el TLCAN se mantienen en el T-MEC.

“Si AMLO quiere que el acceso libre de impuestos de México a los EE.UU. y Canadá permanezca intacto, la competencia energética tendrá que formar parte de su vocabulario.” Concluye el articulo.