in

Según un estudio, este brote de Covid-19 abrumará a los hospitales de la Ciudad de México

Para mediados de enero, las necesidades de hospitalización en el área metropolitana de la capital alcanzarán casi un 50% más que la capacidad actual de unas 10.000 camas

Daniel Beherulak

Según un consorcio de académicos, los casos de Covid-19 en la Ciudad de México van en camino a inundar a los hospitales de la capital

Para mediados de enero, las necesidades de hospitalización en el área metropolitana de la capital alcanzarán casi un 50% más que la capacidad actual de unas 10.000 camas, incluso suponiendo un mayor distanciamiento social durante las vacaciones, según un estudio de la Universidad de Stanford y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) de México.

“En todos los escenarios y en todas las normativas, la capacidad hospitalaria actual parece insuficiente”, escribieron los autores, añadiendo que, en el peor de los casos, la demanda de camas podría superar las 35.000. “Los funcionarios deben dar prioridad a la rápida expansión de la capacidad de los hospitales”.

El estudio del consorcio es la prueba más clara hasta ahora de que la respuesta a la pandemia en México ha sido insuficiente para hacer frente a lo que parece ser un segundo brote más virulento. México se encuentra entre las naciones más afectadas de América Latina, y tiene el cuarto mayor número de muertes de Covid-19 en el mundo, según datos de Johns Hopkins.

La única manera de evitar que los hospitales se vean abrumados es intensificar el distanciamiento social hasta mas allá que el año nuevo, según el estudio.

La Ciudad de México, una de las mayores metrópolis de América Latina, había resistido inicialmente a las grandes restricciones, incluso cuando el número de camas de hospital ocupadas se disparó. La alcaldesa Claudia Sheinbaum suspendió recientemente toda actividad no esencial hasta el 10 de enero y puso a la capital en alerta roja, el nivel más alto de alerta Covid según la Secretaría de Salud. También se añadieron 260 camas de hospital la semana pasada y se planea seguir expandiendo la cuantidad de estos servicios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido que la gente se distancie lo más posible durante la época de fiestas, pero se ha negado a ordenar un confinamiento nacional, diciendo que el gobierno no debe obligar a sus ciudadanos a respetar medidas tan draconianas.

La administración de López Obrador ha puesto sus esperanzas en el lanzamiento de una vacuna a tiempo. El martes, el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard anunció que Pfizer Inc. estaba enviando sus primeras vacunas a México y que llegarán el miércoles.

Los casos confirmados de Covid-19 en México se elevaron a 1,3 millones el martes, con un número de víctimas mortales de 118.598. Según un informe sobre el exceso de mortalidad, la nación ha registrado un 40% más de muertes de lo esperado este año.