Skip to content Skip to footer

Las “imparables” acciones europeas del sector del lujo recuerdan a algunos inversionistas a las “Big-Tech”