in

El ejercicio puede reforzar la capacidad cognitiva dentro de la oficina

¿Tienes largas jornadas laborales? El ejercicio puede fortalecer tu capacidad cerebral y reforzar tu fortaleza emocional

Kathryn Gamble

Panteleimon Ekkekakis, profesor de psicología del ejercicio en la Universidad Estatal de Iowa, estudia cómo el ejercicio afecta la mente y el estado de animo. Asegura en entrevista con México Pragmático que los entrenamientos cardiovasculares son beneficiosos tanto a la hora de hacer varias cosas a la vez como a la hora de concentrarse.

¿Qué tipo de deporte debería hacer?

“Aunque cualquier tipo de ejercicio puede mejorar la salud, el cardio desencadena estados cognitivos y emocionales óptimos. Otros ejercicios, como el yoga y el levantamiento de pesas, por ejemplo, parecen prometedores, pero no se han investigado tan a fondo.”

¿Por cuánto tiempo debería de hacer esto?

“Prueba con 20 ó 30 minutos. Esto no significa que no se pueda alargar o acortar el tiempo, sino que la mayoría de las investigaciones se han realizado con hombres jóvenes en forma haciendo footing o montando en bicicleta durante este tiempo”.

¿Qué tan extenuante?

“Pregúntate cómo te sientes durante el entrenamiento y busca pensamientos positivos. Si te dices a ti mismo “me están dando ganas de morirme”, baja el ritmo. Reserva los entrenamientos intensos para los días en los que tu cerebro no necesite estar en plena forma. El ejercicio extenuante puede desencadenar la respuesta al estrés del cuerpo, perjudicando la capacidad de pensar con claridad y sentirse bien, o desviando la energía de las tareas cognitivas.”

Los entrenamientos extenuantes no tienen ese efecto en mí.

“Si eres el tipo de persona que ha hecho ejercicio de forma constante a lo largo de su vida, que tiene una base de condición física y que realmente disfruta de la alta intensidad, entonces, por supuesto, hazlo”, dice. “Esas personas existen. Son raras”.

¿Por qué no sugiere hacer Yoga?

“Los datos son mucho más limitados”, dice. Las primeras investigaciones sugieren que el yoga puede tener un fuerte efecto sobre el estado de ánimo y los sentimientos, pero para la mejora cognitiva, los estudios muestran que el cardio es el mejor ejercicio.

¿Y si tengo muchas reuniones o necesito concentrarme?

El cardio aumenta la flexibilidad cognitiva (la capacidad de cambiar de una tarea a otra con rapidez y eficacia), así como la memoria a corto plazo. Haz ejercicio lo más cerca posible del momento en que necesites que tu cerebro funcione a pleno rendimiento, dice Ekkekakis. No hagas ejercicio a las 6 de la mañana y esperes mejoras cognitivas a las 4 de la tarde.

¿Y si tengo una conversación difícil en mi agenda?

“El ejercicio no sólo disminuye los niveles de estrés actuales, sino que, durante un par de horas después de una sesión de ejercicio, tu mente y tu cuerpo responderán con más calma a las situaciones emocionales. Por ejemplo, tu presión arterial no se disparará tanto, incluso si estás lidiando con conversaciones difíciles en el trabajo, digamos, o con un drama en tu relación. Sin embargo, los beneficios comienzan a disminuir a partir de los 30 minutos posteriores al ejercicio.”.

A veces me cuesta levantarme del Sofá y hacer ejercicio

Esta sensación es habitual, sobre todo a primera o segunda hora de la tarde. Intenta luchar contra el agotamiento. Dígase a sí mismo que una vez que supere esa barrera mental, se verá recompensado con “un aumento muy fuerte de la energía”, dice.

¿Y si quiero hacer ejercicio por la noche?

No pasa nada, pero intenta terminar tu sesión unas tres horas y media antes de acostarte, dice Ekkekakis. Los investigadores especulan con que el ejercicio mantiene al paciente despierto al excitar el sistema nervioso central, pero su trabajo está en curso.