Skip to content Skip to footer

Mientras la Ciudad de México prohíbe los plásticos de un solo uso, los tampones desaparecen, dejando a 5 millones de mujeres sin alternativa