Skip to content Skip to footer

El juicio de la expresidenta boliviana Jeanine Áñez demuestra como la justicia ejerce un rol vengativo a disposición de los gobiernos de turno