in

¿Qué son los NFT? Uno se llegó a vender en $69 Millones de dólares

Los “Tokens no fungibles” (o non-fungible tokens) y la tecnología blockchain están arrasando con el mundo del arte, alcanzando precios enormes. Se lo explicamos, o lo intentamos.

Quickhoney

El artista Mike Winkelmann, también conocido como Beeple, acaba de vender un NFT a un precio récord de 69,3 millones de dólares, el tercer precio más alto alcanzado por un artista vivo. La venta en Christie’s de esta obra puramente digital ha sido el mayor indicio de que las NFT, o “fichas no fungibles”, han conquistado el mercado del arte, dando el salto de los sitios web especializados a las principales casas de subastas. Beeple, un recién llegado al mundo de las artes plásticas que oyó hablar por primera vez de las NFT hace cinco meses, es el artista más destacado que se ha beneficiado del enorme auge de las ventas de estos productos tan difundidos, pero tan poco conocidos.

Si has oído hablar de este nuevo tipo de arte y quiere saber de qué se trata, aquí tienes una guía.

¿Qué es un “token no fungible” o NFT?

Un NFT es un activo verificado mediante la tecnología blockchain, en la que una red de ordenadores registra las transacciones y ofrece a los compradores una prueba de autenticidad y propiedad. El auge actual es sobre todo para los activos digitales, incluyendo imágenes, GIFs, canciones o vídeos. Lo más importante es que las NFT hacen que las obras de arte digitales sean únicas y, por tanto, vendibles.

Ahora, artistas, músicos, influencers y franquicias deportivas utilizan las NFT para monetizar bienes digitales que antes eran baratos o gratuitos. La tecnología también responde a la necesidad de autentificación y procedencia del mundo del arte en un mundo cada vez más digital, vinculando permanentemente un archivo digital a su creador.

¿Quién era el vendedor? ¿Fue el artista?

Winkelmann vendió la obra él mismo a través de Christie’s.

¿Y desde cuándo es un fenómeno?

La tecnología de las NFT existe desde mediados de la década de 2010, pero llegó a la corriente principal a finales de 2017 con CryptoKitties, un sitio que permitía a la gente comprar y “criar” gatos digitales de edición limitada con criptodivisas.

Ahora, con el valor de las criptodivisas alcanzando máximos históricos, algunos de los mismos inversores que especulan con ellas están comprando y comerciando con NFTs, a menudo a precios altísimos. Beeple es el artista más destacado que ha hecho una venta gigantesca, pero ahora hay muchos ilustradores, artistas gráficos y de vídeo que venden obras a precios elevados.

¿Si compro una NFT, soy dueño del arte?

Más o menos. El comprador de una NFT no adquiere necesariamente los derechos de autor, ni siquiera el acceso exclusivo a una obra. (Muchas seguirán estando disponibles para cualquiera que tenga una conexión a Internet). Pero algunas personas están dispuestas a pagar, generosamente, para poder reclamar la propiedad de la ” pieza real verificable”.

De hecho, el mundo del arte está familiarizado con este género de venta. Por ejemplo, cualquiera podría pegar un plátano a la pared con cinta adhesiva, pero no sería el “Comediante” de Maurizio Cattelan. Del mismo modo, alguien podría hacer fácilmente una copia digital de “Everydays – The First 5000 Days” de Beeple simplemente descargándola a través de su navegador de Internet, pero, aunque el contenido sería exactamente el mismo, no sería dueño de la obra de arte en sí sin la verificación de blockchain.

¿Qué tamaño tiene el mercado?

Según el Informe NFT 2020, publicado por L’Atelier BNP Paribas y Nonfungible.com, el valor del mercado NFT creció un 299% en 2020, cuando se valoró en más de 250 millones de dólares. Pero en los primeros meses de 2021 ya se han producido ventas sorprendentes, incluso antes de esta subasta.

¿Fue esta la primera NFT vendida por Christie’s?

No. Fue la primera NFT puramente digital. La primera NFT que la casa de subastas vendió fue como parte de una obra de arte en dos partes que incluía una ficha y un cuadro físico: “Block 21” de Robert Alice, de la serie “Portraits of a Mind”.

Pero… ¿es esto arte?

La obra de Beeple se ha comparado con la de KAWS o Banksy, otros dos artistas que han sorteado a los guardianes del mundo del arte para establecer enormes precios de venta. Pero, en última instancia, los NFT son una tecnología utilizada para autentificar una obra de arte; determinar si una obra es arte o no depende del espectador. La tecnología también puede utilizarse para autentificar otro tipo de objetos. Jack Dorsey, cofundador y director ejecutivo de Twitter, está vendiendo actualmente su primer tuit como NFT en una subasta benéfica cronometrada. La puja había alcanzado los 2,5 millones de dólares el jueves.