Skip to content Skip to footer

Facebook, Instagram y WhatsApp se cayeron. El mundo entero se dio cuenta.

Para algunos, el apagón fue un respiro bienvenido. Sin embargo, el error afectó la vida digital de pequeños empresarios, políticos, trabajadores humanitarios y millones más.