PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cetes: Los certificados de tesorería de la federación registran rendimientos superiores al 10% y requieren cantidades mínimas de inversión

En materia de economía y finanzas, todo depende del cristal con que se mire. Mientras que para buena parte de la población las altas tasas de inflación y el aumento de las tasas de interés representan un mayor endeudamiento y menor capacidad de compra, para los ahorradores se trata de uno de los mejores momentos para generar rendimientos.

Este jueves, la junta de Gobierno del Banco de México decidió aumentar 50 puntos base la tasa de interés de referencia para tratar de frenar la inflación, con el efecto mágico sobre los Certificados de Tesorería de la Federación (Cetes), instrumentos de deuda que emite el Gobierno de México, que han llegado a máximos históricos en los últimos 20 años.

“Aunque el Banco de México sube la tasa de interés para combatir la inflación, al final beneficia todas las personas que quieren ahorrar porque están en máximos de 20 años”, explica Leonardo Castillo, especialista de finanzas personales de Fintual. Los rendimientos suenan muy atractivos. Los Cetes colocados a un plazo de 28 días registran rendimientos de 10,82% en contraste con el 10,78% que daba en diciembre, mientras que los Cetes colocados a un plazo de un año incrementaron sus rendimientos de 11.10% en enero de 2022 a 11.21% en enero de 2023%.

Y la demanda también ha crecido. Según un reporte de Intercam, el mercado demandó 36.901 millones de pesos, de los cuales se colocaron 12.500 millones a una tasa ponderada de 10.82%, a inicios de este año. “En este instrumento puedes invertir en con muy bajo riesgo, una tasa atractiva, en máximos de 20 años y con la ventaja de que en 2023, pues hay muchas más posibilidades de invertir, por la digitalización”, dice Castillo.

Facilidad para los menos experimentados

La inflación no solo encarece los alimentos, sino que deprecia el valor de los ahorros que se guardan, digamos, en una alcancía, por lo que las personas que quieran ahorrar pueden hacerlo en otras modalidades para que su dinero no pierda valor y en la medida de lo posible, tenga una ganancia.

Para invertir en Cetes, en cualquiera de los plazos, se puede acceder a través de bancos u otras sociedades de inversión, aunque pueden requerir montos mínimos de inversión que van de los 5.000 a los 50.000 pesos (entre 260 y 2.600 dólares), dependiendo de las condiciones de cada una. “Un fondo de inversión al final, comparado con los Cetes, por ejemplo, tiene la ventaja de que los rendimientos que tú tienes en el fondo son diarios y con los Cetes tienes que esperar al vencimiento: 28, 91, 182 o 364 días, el que escojas”, refiere Castillo.

En noviembre de 2010, el Gobierno de México creó la plataforma Cetesdirecto, con la cual buscaba acercar el ahorro y la inversión entre la población del país y que hasta ahora, ha tenido un gran éxito, pues no existen intermediarios. Lo único que requiere el usuario es una cuenta de banco, sus datos personales y acceder directamente desde su dispositivo móvil o computadora. El usuario debe invertir mínimo 100 pesos (poco más de 5 dólares), escoger el plazo y determinar si quiere seguir ahorrando.

En 13 años, Cetesdirecto ha logrado captar los ahorros de buena parte de los mexicanos. Mientras que el año de su creación lograron la inversión de poco más de 6.800 cuentas activas en deuda gubernamental, para 2022 captaron 365.695 nuevas inversiones y en lo que va de este año suman ya más de 96.000 nuevas inversiones para acumular 1.239.211 contratos activos que lo mismo sirven para financiar proyectos gubernamentales que para dar rendimientos a los ahorradores.

Claro que siempre que hay una alternativa positiva cabe pensar si con el rendimiento de una cuenta se puede liquidar la deuda de otra. “Normalmente, la tasa de interés que te cobra una deuda es mucho mayor a la tasa de interés que tú vas a poder obtener por tus ahorros”, dice Castillo. “Tomando en cuenta eso, siempre recomiendo liquidar primero las deudas que se tenga y después comenzar a ahorrar”, dice el especialista en finanzas.