¿Quiénes somos?

Queremos contarle el mundo a México y México al mundo.

Las noticias falsas y la desinformación son endémicas en América Latina. México Pragmático es una nueva empresa de medios de comunicación que emplea software de verificación de hechos y periodismo narrativo y explicativo para potenciar a una nueva generación. Hoy en día alcanzamos a más de 2.750.000 personas al mes en estar informadas con datos y perspectiva.

Nuestra misión es de contarle el mundo a México y México al mundo, creando la comunidad más informada de nuestro país.

Nuestro equipo.

David Simon Alva – Founder

Luis Rayet Contel – Co-Founder

Luis Urbina Barros – Chief of Staff / Editor

Ilona Cantu – Editor

Ariadne Dumas – Design Lead

Paula Guardia Bourdin – Branded Content Lead

Alberto Encinas – Editorial Associate / Video Lead

Alfonso Garza – Editorial Associate

Emma Velasquez Mariucci – Editorial Assistant

Xavier Bernard – Editorial Assistant

Charles Halb – Editorial Assistant

Pierre Halb – Editorial Assistant

 

¿México Pragmático es de izquierda o de derecha?

Ni uno ni otro. El punto de vista de México Pragmático es que el gobierno sólo debe quitarles el poder y el capital a los individuos cuando tenga una excelente razón para hacerlo. Cuando México Pragmático opina sobre nuevas ideas y políticas, lo hace sobre la base de sus méritos, no de quién las apoya o se opone a ellas. El resultado es una posición que no es ni de derecha ni de izquierda, sino una mezcla de ambas.

Prácticas editoriales

México Pragmático publica desde 2020 para protagonizar “una severa contienda entre la inteligencia, que presiona hacia adelante, y una indigna y tímida ignorancia que obstruye nuestro progreso, para contarle el mundo a México y México al mundo”. Esta misión sigue guiando nuestra cobertura.

Nuestros lectores esperan que les informemos adecuadamente sobre el mundo. Por eso, cada día en la edición digital ofrecemos una mezcla global de notas cuidadosamente seleccionadas. Nuestras prioridades informativas se reflejan en las secciones que incluimos en el periódico cada semana: son tanto geográficas como temáticas. Al seleccionar sistemáticamente las noticias en estas categorías, pretendemos que los lectores no se pierdan nada importante. Además, a través de líderes, sesiones informativas e informes especiales nos esforzamos por identificar las ideas y tendencias que darán forma a los acontecimientos locales y globales, y nos mantienen a nosotros y a nuestros lectores comprometidos en la “severa contienda”. Este enfoque es la base de toda nuestra producción editorial, en todos los productos digitales y en las publicaciones hermanas. Nuestras historias ofrecen una mezcla distintiva de noticias, basadas en hechos, y de análisis, incorporando la perspectiva de México Pragmático.

No nos adscribimos a ningún partido político. Nuestra agenda es liberal en el sentido clásico. Hemos apoyado el libre comercio. Hemos seguido defendiendo políticas audaces a favor de las libertades individuales, como el matrimonio entre personas del mismo sexo, la muerte asistida y la legalización de las drogas, independientemente de que sean políticamente populares, en la creencia de que la fuerza de los argumentos acabará imponiéndose.

Ética

México Pragmático se esfuerza por alcanzar los más altos estándares éticos. Nuestro enfoque se divide en dos apartados:

Principios básicos

Debemos ser honestos, justos e intrépidos a la hora de recopilar, informar e interpretar la información. Somos responsables ante nuestros lectores, oyentes, espectadores y entre nosotros mismos. Mantenemos firmemente nuestra independencia editorial. Utilizamos datos e investigaciones objetivas para informar nuestro periodismo. Toda nuestra producción editorial se somete a un control de los hechos. Aplicamos con transparencia los valores liberales clásicos en nuestros reportajes y análisis. Somos transparentes en cuanto a los conflictos de intereses (véase más abajo). Como periódico anónimo, tenemos que ser especialmente irreprochables.

Conflictos de intereses

El redactor jefe establece normas claras sobre los conflictos de intereses. Éstas se revisan y difunden periódicamente. Los periodistas saben que la sanción por incumplimiento de las normas puede ser el despido.

Nuestros periodistas deben revelar cualquier posible conflicto de intereses, como participaciones beneficiosas, cargos directivos y compromisos como autónomos. El redactor jefe lleva un registro de los intereses de los periodistas, que actualiza anualmente.

Todo periodista que desee aceptar un viaje ofrecido por un gobierno, una empresa u otra entidad debe obtener la aprobación de un redactor jefe. Tales viajes deben ser raros, por ejemplo, cuando un viaje no puede hacerse por cuenta propia, como un viaje a una zona de guerra.

Los periodistas que lleguen a México Pragmático procedentes de un trabajo político partidista no podrán escribir durante algún tiempo sobre la política del país en el que desempeñaron ese trabajo. Los periodistas que cubren la política o la política no pueden contribuir con dinero o ayuda a un partido u organización política en el país en el que trabajan.

No se aceptan los pagos de facilitación para agilizar o asegurar una acción gubernamental.

Anonimato del autor

La mayoría de los periódicos y revistas utilizan titulares para identificar a los periodistas que escriben sus artículos. México Pragmático, sin embargo, no lo hace. Sus artículos carecen de créditos y sus periodistas permanecen en el anonimato. ¿Por qué?

Parte de la respuesta es que México Pragmático mantiene una tradición histórica que otras publicaciones han abandonado. En los periódicos, los titulares no suelen llevar firma, pero en todos los demás lugares se ha producido una inflación desenfrenada de créditos (hasta el punto de que algunos periódicos publican créditos de imagen en noticias ordinarias). Históricamente, muchas publicaciones imprimían artículos sin titulares o bajo seudónimos para dar a los escritores individuales la libertad de asumir diferentes voces y para permitir a los primeros periódicos dar la impresión de que sus equipos editoriales eran más grandes de lo que realmente eran.

Pero habiendo comenzado como una forma de que una persona diera la impresión de ser muchas, el anonimato ha llegado a cumplir la función opuesta en México Pragmático: permite que muchos escritores hablen con una voz colectiva. Los líderes se discuten y debaten cada semana en reuniones abiertas a todos los miembros de la redacción. Los periodistas suelen cooperar en los artículos. Y algunos artículos están muy editados. En consecuencia, los artículos suelen ser obra de la mente colmena de México Pragmático, más que de un solo autor. Sin embargo, la razón principal del anonimato es la creencia de que lo que se escribe es más importante que quién lo escribe. El anonimato hace que el editor “no sea el amo sino el servidor de algo mucho más grande que él mismo… le da al periódico un asombroso impulso de pensamiento y de principios”. La notable excepción a la regla de no tener titulares en México Pragmático, al menos en la edición digital, son los informes especiales, las colecciones de artículos sobre un solo tema que aparecen cada mes aproximadamente. Casi siempre están escritos por un solo autor cuyo nombre aparece una vez, en la rúbrica del artículo inicial. Por tradición, los editores que se retiran escriben un editorial de despedida que también está firmado. Pero los artículos impresos son, por lo demás, anónimos.

En el ámbito digital las reglas son diferentes. Identificamos a nuestros periodistas cuando aparecen en nuestra producción de audio y vídeo. Y muchos de ellos tuitean con sus propios nombres. Sin embargo, la ausencia de rotulación sigue siendo un elemento central de nuestra identidad y una parte distintiva de nuestra marca.

Fuentes anónimas

Realizamos el uso de fuentes no identificadas y conversaciones en segundo plano porque pueden ser más informativas. Podemos ocultar el nombre de una fuente que habla con nosotros en el registro, si ese individuo puede ser puesto en peligro o en riesgo legal si su nombre es revelado o si consideramos que de otra manera no es necesario nombrarlo. Nos esforzamos por describir las fuentes no identificadas con tanto detalle como creemos que los lectores necesitan para evaluar su credibilidad.

Comprobación de hechos y correcciones

Cada uno de los artículos que publicamos se somete a un control de exactitud y credibilidad. Contamos con un departamento de investigación dedicado a apoyar esta tarea. Se espera que los autores escriban teniendo en cuenta la comprobación de los hechos, y que estén dispuestos a proporcionar el material de origen y a discutir y responder a las preguntas.

Nuestro departamento de investigación trabaja en la versión editada tan cerca de la versión final como los plazos lo permiten. Comprobamos las fuentes originales que consideramos fiables; en el caso de los artículos que no pueden verificarse directamente, nos formamos una opinión basada en otra información creíble.

También consideramos si el contexto y la presentación de los hechos son justos. Discutimos las consultas con el autor o el editor. Todas las consultas deben resolverse antes de publicar un artículo. La última palabra sobre cualquier asunto la tiene el editor correspondiente.

No somos perfectos, y de vez en cuando realizamos algún error. Nuestro objetivo es reconocer los errores de hecho graves y corregirlos de forma rápida, clara y adecuada. Las correcciones publicadas en línea deben indicar lo que está mal, lo que se ha corregido y cuándo. En la versión impresa, podemos publicar una corrección en la misma sección en un próximo número del periódico. Los lectores que deseen llamar nuestra atención sobre posibles errores pueden enviarnos un correo electrónico.

Diversidad

México Pragmático acepta solicitudes de personas de todos los orígenes, independientemente de sus características -visibles o invisibles- o creencias. Estamos convencidos de que el talento procedente de un grupo amplio realiza un mejor periodismo y un mejor periódico, y que la amplitud de perspectivas y experiencias conduce a un debate más rico. Las cámaras de eco de los afines no lo hacen. Por ello, buscamos de forma activa y continua nuevos colegas que puedan enriquecer nuestra redacción y ayudarnos a producir un periodismo de gran calado.

Hemos intensificado sustancialmente nuestros esfuerzos para atraer a candidatos de una gama más amplia de orígenes. Hemos ampliado la gama de canales a través de los cuales se anuncian los puestos. Colaboramos estrechamente con organizaciones especializadas para llegar a candidatos de entornos tradicionalmente infrarrepresentados. Nuestro proceso de selección está diseñado para eliminar cualquier barrera innecesaria para las personas con talento.

Con el apoyo de.

180 Degrees Consulting Milan

Thrive, empowered minds

LATAM AID – a Bocconi student association