ANUNCIO
ANUNCIO

Checo Pérez afronta su temporada más crucial: destacar o despedirse de RedBull

El piloto tapatío encara su decimocuarta temporada en la Fórmula 1 con la expiración de su contrato en el horizonte

Checo Pérez corre con cierta ventaja a la entrevista de trabajo en Red Bull. Su contrato finaliza al cierre de 2024, es decir, esta temporada es la última que tiene segura como piloto del equipo austriaco. Eso si, y solo si, puede convencer a la cúpula de que puede ser fiable, ganar alguna carrera y resignarse ante cualquier petición que haga Max Verstappen sobre la pista. En Red Bull están abiertos a valorar otros candidatos. El mexicano quiere dar batalla, cueste lo que cueste.

Es el cuarto año de Pérez en Red Bull. Esos años han sido un manjar para la empresa de bebidas energizantes porque han visto encumbrarse tres veces a Verstappen como campeón del mundo, ganar dos veces el mundial de constructores y unsubcampeonato conseguido por el mexicano. Para el resto del mundo ser el número dos puede caer en el baúl del olvido, pero para México, país necesitado de buenas noticias, es todo un hito. Pérez está por encima de los legendarios hermanos Rodríguez.

Los primeros datos de la pretemporada de la Fórmula 1 han puesto a Red Bull como el principal candidato a ganar el título, salvo sorpresas que dinamiten el año. Verstappen tiene en el radar su cuarto título, mismo palmarés que el del alemán Sebastian Vettel. La aspiración de Checo Pérez es pelearle al neerlandés y, en un momento idílico, coronarse campeón. La realidad, sin embargo, es que desde Red Bull quieren agrandar el legado de su campeón. Lo que le tocará al mexicano será sumar puntos cruciales para que el equipo vuelva a ganar el mundial de constructores y que él pueda ser subcampeón de nuevo. “Es importante para mí ver dónde empezamos, cómo lo estamos haciendo, cómo estamos progresando. Quiero ver el desarrollo a lo largo de la temporada. Ese es mi principal prioridad en el año”, contó el mexicano al blog oficial de la Fórmula 1.

Las grandes sorpresas se dieron incluso antes del inicio de la temporada cuando Ferrari anunció que el siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton, será su piloto en el arranque de 2025. Eso dejará sin lugar a Carlos Sainz Jr., quien fue piloto del equipo B de Red Bull, antes llamado Toro Rosso. Otros pilotos que estarán libres en 2025 serán Fernando Alonso, Esteban Ocon, Alex Albon, Yuki Tsunoda, Valtteri Bottas, Guanyu Zhou, Kevin Magnussen, Nico Hulkenberg y Daniel Ricciardo. Es Ricciardo el mayor candidato para volver al asiento que dejó en 2019. El australiano, formado en casa, ha sido respaldado en distintas ocasiones por los jefes.

En 2023, Red Bull fichó a Ricciardo como su piloto de reserva, aunque en realidad fue más el embajador para todas las actividades de marketing del equipo hasta que tuvo que tomar el lugar de un presionado Nyck de Vries en Alpha Tauri. Si hace una temporada descomunal, le complicará a Checo Pérez. “Es bueno que eso [el lugar de segundo piloto de Red Bull] esté en nuestra cabeza. Sacará lo mejor de nosotros como competidores y compañeros”, comentó Ricciardo, de 34 años, a Motorsport.

Pérez, que con 34 años encara su año 14 en la F1, ha apartado la idea del retiro. “Está más cerca el final que el inicio, pero aún no es algo que pienso. Pienso en iniciar fuerte esta temporada y estoy seguro que no será mi último contrato en Fórmula 1″, dijo a inicios de febrero. El 2023 fue excesivamente duro para el mexicano que, en algún punto de la temporada, no podía rendir, ni siquiera en las rondas de clasificación. Pese a todo, pudo conseguir el subliderato del mundial. Este 2024 estará repleto de rumores que le colocarán fuera de Red Bull, también como nuevo piloto en Mercedes o Alpine. Todo puede pasar. Lo que le queda al mexicano es encontrarse a sí mismo: la redención.