ANUNCIO
ANUNCIO

Italia está probando taxis gratis para quienes superen el límite de alcohol al salir del antro

Un taxi gratuito a la salida de las discotecas, para llegar a casa al final de la noche y evitar las cada vez más frecuentes muertes de los sábados por la noche. Es la última medida del ministro de Transportes e Infraestructuras italiano, Matteo Salvini, en materia de seguridad vial, con la aprobación del ministerio de un protocolo de acuerdo con las asociaciones que representan a los locales de ocio nocturno.

Un acuerdo que pone en marcha un proyecto experimental y destina fondos para pagar el coche blanco o la lanzadera a quienes, tras salir de la discoteca, se sometan a una prueba de alcoholemia y superen el límite permitido para conducir.

En el caso de una prueba de alcoholemia si se supera el límite para conducir, explica una nota del Ministerio de Transportes e Infraestructuras , el conductor será llevado “a casa y también a las personas a las que acompañaba. Serán locales de ocio, previo acuerdo con las empresas locales de taxis o ncc, para que proporcionen el bono”. Se trata de un proyecto experimental, prosigue la nota, que por el momento afecta a seis locales nocturnos relevantes, identificados en todo el país, para el periodo comprendido entre agosto y mediados de septiembre. En función del resultado de la experimentación, se podrá evaluar la eficacia del proyecto y, en su caso, ampliarlo y ponerlo en marcha. 

La idea surgió tras la reunión con las asociaciones de locales de ocio nocturno y en un encuentro con influencers y creadores digitales que Salvini recibió por separado. Estas son las seis discotecas implicadas: Mascara All Music, Mantua; Il Muretto, Jesolo Lido (Venecia); Praja, Gallipoli (Lecce); Baia Imperiale, Gabicce Mare (Pesaro – Urbino); Naki Discoteca, Pavía; La Capannina, Castiglione della Pescaia (Grosseto).

El año pasado, los taxis gratuitos en forma de “bonos solidarios” ya se experimentaron con éxito en Trento, donde los billetes estaban destinados a mujeres, mayores de 75 años y discapacitados; en Milán, para ancianos, discapacitados y futuras madres; en Roma, para llevar a los ancianos a los centros de vacunación durante Covid.