ANUNCIO
ANUNCIO

López Obrador cancela nueve concesiones de la china Ganfeng Lithium

El Gobierno ha notificado a la minera que, al no haber acreditado los montos mínimos de inversión, procederá a cancelar nueve de sus concesiones en Sonora que tenían vigencia hasta el 2060

El Gobierno mexicano redobla su apuesta para hacerse del control del litio, un mineral estratégico considerado el nuevo oro blanco. La Dirección General de Minas ha cancelado nueve concesiones de litio de la empresa china Ganfeng Lithium bajo el argumento de que la minera incumplió los requisitos mínimos de inversión. Las concesiones anuladas abarcan al mayor yacimiento proyectado de este mineral hasta ahora identificado en el país, localizado en el municipio de Bacadéhuachi, Sonora. La compañía —el mayor productor de baterías de litio del mundo— ya ha comunicado a sus inversionistas que la rescisión de los permisos es arbitraria, violenta los derechos nacionales e internacionales y, por ende, ya han presentado recursos de revisión ante la Secretaría de Economía.

A fines de 2021, la china Ganfeng Lithium compró a la británica Bacanora Lithium el mayor yacimiento de litio en arcilla de México. La transacción, valuada en más de 260 millones de dólares, les dio la potestad para explotar los derechos de nueve concesiones mineras con vigencias de entre 2060 y 2065. La adquisición tenía todo el sentido al considerar las reservas proyectadas en este yacimiento en Sonora: 8,82 millones de toneladas de carbonato de litio equivalente (LCE, por su sigla en inglés), de acuerdo con su reporte anual más reciente. A nivel global, el litio se ha convertido en un mineral estratégico al ser crucial en la fabricación de baterías.

La venta se realizó a pesar de que meses antes, en abril de 2022, el Gobierno mexicano aprobó las reformas a la Ley Minera para vetar las nuevas concesiones de litio a privados y otorgar el derecho exclusivo al Estado para su exploración, producción y comercialización al considerarlo un mineral estratégico. En ese momento, la compañía consideró que las modificaciones a la Ley no tendrían repercusiones sobre las concesiones ya otorgadas. Sin embargo, un año más tarde esta confianza se ha comenzado a desdibujar.

En su más reciente reporte a inversionistas, la minera hace hincapié en que las concesiones del Proyecto Sonora no pueden verse afectadas por la reforma a la Ley Minera porque fueron otorgadas antes de la modificación. Además, indicó que desde mayo pasado presentó evidencia de que había cumplido con los requisitos mínimos de inversión. Pese a ello, reprocha la empresa, nueve de sus concesiones han sido canceladas por la Dirección General de Minas. “Las resoluciones que cancelan las concesiones violan el derecho mexicano y el derecho internacional por ser arbitrarios e infundados. La compañía y las subsidiarias mexicanas han interpuesto recursos de revisión administrativa ante la Secretaría de Economía”, refiere Ganfeng Lithium en su reporte a inversionistas.

En la fiebre por litio que vive América Latina, México no se ha querido quedar atrás. Actualmente, los países que más extraen litio de su subsuelo son Australia, Chile y China. El Gobierno de López Obrador, en su propósito de la nacionalización del mineral, ha creado Litio Mx, un organismo público descentralizado que hasta la fecha no cuenta con presupuesto propio. Según el Estatuto Orgánico de la estatal, sus recursos provendrán de las asignaciones en el Presupuesto Federal y de sus propias actividades en torno al litio. Ingresos que aún parecen lejanos debido a que no existe extracción planeada del mineral.

Rigoberto García, académico e investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef) ha hecho hincapié en que el potencial del mineral en México aún está en ciernes, porque a la fecha no se ha extraído ni un solo gramo de litio en Sonora. “Yo creo que se ha exagerado el potencial que tiene el litio como mineral para el desarrollo tecnológico. Nada garantiza que el litio vaya a ser un mineral indispensable para las baterías debido a los desarrollos tecnológico y yo, en lo personal, considero que son preferibles las asociaciones público-privadas para este tipo de proyectos, pero aún hay mucha incertidumbre sobre el potencial”, refiere. El también académico ha insistido en que la batalla global por los minerales estratégicos tampoco hay que descartar el contexto geopolítico en el que sobresale que una minera china sea quien explote el litio.

Hasta el momento, ni la Secretaría de Economía ni Litio Mx han emitido información o postura sobre el tema, mientras la minera señaló que aún es pronto para conocer el impacto económico que esta medida tendrá en sus operaciones. Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, México tiene 1,7 millones de toneladas de reservas de litio y en su más reciente reporte la Cámara Minera de México (Camimex) reportó que del millar de proyectos mineros en territorio nacional, 24 correspondían al litio.