PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Banco de México mantiene la tasa de interés en 11,25% a pesar del alza en la inflación

La inflación no ha cedido lo suficiente en México, por lo que el Banco de México votó este jueves por mantener sin cambios la tasa de interés objetivo en 11,25%, su máximo nivel desde que entró en vigencia la política monetaria actual en 2008. La inflación anual subió 4,88% en enero, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En el último mes, el aumento fue de 0,89%, su nivel más alto para un inicio de año desde 2017.

Choques de oferta en algunos productos dentro de México, depreciación cambiaria, una economía más fuerte de lo anticipado y un escalamiento de conflictos geopolíticos como la guerra en Ucrania persisten como riesgos inflacionarios, informaron los miembros de la Junta de Gobierno en un comunicado. A la baja, los riesgos incluyen una menor actividad económica y un menor traspaso de presiones a costos. “Se considera que el balance de riesgos respecto de la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico se mantiene sesgado al alza”, advirtió el banco en el texto.

El banco, liderado por la gobernadora Victoria Rodríguez Ceja, también actualizó sus perspectivas de inflación hacia arriba en el corto plazo y sostuvo su pronóstico de que esta bajará a la meta de 3% en 2025. La Junta de Gobierno “en las siguientes reuniones evaluará, en función de la información disponible, la posibilidad de ajustar la tasa de referencia. Tomará en cuenta el progreso en el panorama inflacionario y los retos que aún prevalecen”, dice el comunicado. “Considerará la incidencia de la postura monetaria restrictiva que se ha mantenido y la que siga imperando sobre la evolución de la inflación a lo largo del horizonte en el que opera la política monetaria”, agregó el banco.

Analistas encuestados por Citibanamex esperan que el primer recorte a la tasa de política monetaria llegue en marzo, según publicó el banco el lunes. Las mediana de los pronósticos es de 9,50% para el cierre de este año, con estimaciones que oscilan entre 8% y 10,25%. La tasa, la cual se utiliza como referencia en el sistema financiero nacional en instrumentos desde préstamos hasta tarjetas de crédito, se ha mantenido en 11,25% desde finales de marzo del año pasado.

El 31 de enero, el Inegi publicó un estimado preliminar del Producto Interno Bruto que sugiere que la economía mexicana creció 3,1% en 2023. Sin embargo, la actividad bajó en el último trimestre del año, hecho que analistas consideraron pone presión al Banco de México, ya que una alta tasa de interés pudiera estar limitando la expansión económica. El PIB nacional registró una caída de 0,1% en los últimos tres meses de 2023.

“En México, las tasas de interés de valores gubernamentales presentaron movimientos mixtos para el corto y mediano plazos, y aumentos moderados para el largo plazo. El peso mexicano se apreció ligeramente”, dijo el Banco de México. “La economía exhibió un crecimiento robusto en 2023, si bien en el cuarto trimestre registró una desaceleración mayor a la prevista. El mercado laboral continuó presentando fortaleza”, concluyó.