PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Nespresso: el amor por México en una taza de café

Desde las cerezas que las comunidades caficultoras de Ixhuatlán y Tepatlaxco cultivan en Veracruz hasta el momento en el que se recicla una cápsula de café, Nespresso está comprometido con México a enaltecer el buen sabor, pero también a fortalecer su ecosistema cafetalero con un enfoque de circularidad

Del grano a la taza existen muchas historias. En México, un país profundamente arraigado a la cultura del café, capacitar y colaborar con los caficultores resulta indispensable para impactar de manera positiva a las comunidades. Sobre todo porque 90% de la producción descansa en pequeños caficultores, según una investigación de 2020 del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados. A nivel nacional, la producción de café se considera una actividad estratégica fundamental para la economía y la conservación de la biodiversidad. Bajo esa óptica, Nespresso pone en marcha distintas iniciativas dentro de las casi 1 500 fincas caficultoras con las que colabora en los municipios de Ixhuatlán y Tepatlaxco, en Veracruz, para producir variedades de café de alta calidad y de firme compromiso, tanto social como medioambiental.

El Programa AAA Sustainable Quality es uno de sus ejes más importantes y se enfoca en tres pilares de acción en las comunidades cafetaleras asociadas a Nespresso: calidad, con capacitaciones a los caficultores en prácticas sustentables y de los más altos estándares; sustentabilidad, con la generación de soluciones en conjunto con los minifundistas frente a amenazas de alto riesgo para la producción de café, y productividad, a través de la creación de alianzas con organismos externos, privados o públicos, que sean capaces de implementar medidas y políticas que transformen la industria del café.

En 2022, Nespresso obtuvo la Certificación B Corp, es decir, es una empresa con fines de lucro que utiliza su influencia para promover una economía incluyente y sustentable. Las empresas que cuentan con este reconocimiento son evaluadas cada tres años para acreditar su impacto positivo. Para Nespresso, ser una B Corp significa hacer un compromiso en materia de medio ambiente y gobernanza, con sus trabajadores, las comunidades involucradas y sus consumidores.

La sustentabilidad no es un objetivo nuevo de Nespresso y sí un eje transversal para la compañía. Este año, su filosofía empresarial será compartida a todo México a través de su finca de café digital: Finca Ama México, una plataforma virtual en la que las historias de las fincas asociadas serán contadas por los artistas del café, quienes engrandecen la pasión y devoción por el café mexicano.

Hasta ahora, la unión entre Nespresso y los caficultores de Ixhuatlán y Tepatlaxco se materializa en seis cápsulas de café de las líneas Vertuo y Original que contienen una mezcla de Arabicas y Robustas nacionales. Entre las favoritas para los amantes del café están Master Origins Mexico para Vertuo, de un icónico color verde olivo, con 100% granos de café mexicano, y para Original, Ispirazione Roma. Sin embargo, es detrás de las seis variedades de línea que cuentan con café cultivado en nuestro país que Nespresso traduce las mejores prácticas que ha logrado en conjunto con los caficultores de Veracruz.

Por eso, las historias de Nespresso inician mucho antes de que la semilla de café sea plantada y continúan en un camino circular que vuelve al inicio cuando sus clientes reciclan las cápsulas. Para facilitar ese último proceso, la empresa ha implementado en México una serie de soluciones, que van desde la opción de reciclarlas en cualquier Boutique Nespresso hasta entregarlas en alguno de los más de cuatrocientos puntos Estafeta a nivel nacional, así como su sistema Recycling @Home, con cobertura limitada según la zona de la República, en el que el repartidor que entrega un nuevo pedido realizado en Nespresso.com también recolecta las que están listas para tener una nueva vida. Cuando las cápsulas de Nespresso hechas con aluminio se reciclan, se ahorra 94% del costo energético y se pueden transformar en objetos únicos, como navajas, plumas o nuevas cápsulas.

Ahora, al colocar una cápsula con café veracruzano en tu máquina Nespresso, podrás disfrutar México en cada taza, y sus sabores podrán ir acompañados de una historia que narran las manos que los cuidaron antes de llegar a ti, así como de la certeza de que, al reciclar, es posible cerrar un ciclo más sustentable.