ANUNCIO
ANUNCIO

El Fondo Monetario Internacional subió su estimado de crecimiento económico para México a 2,7% este año

La economía mundial deberá lograr un “aterrizaje suave” este año, con un crecimiento firme de 3,1% y una baja en la inflación

Debido a la sorprendente fortaleza económica de Estados Unidos, su principal socio comercial crecerá más de lo anticipado. Así lo esperan economistas del Fondo Monetario International quienes elevaron en 0,6% su estimado de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano a 2,7% en 2024. El Fondo espera que México se desacelere en 2025 y alcance un crecimiento de 1,5%.

“Como en otras economías importantes de la región, se registran mejoras de 0,2 puntos porcentuales para Brasil y 0,6 puntos porcentuales para México, principalmente a causa de los efectos de arrastre de una demanda interna más fuerte de lo esperado y un crecimiento mayor de lo previsto en los principales socios comerciales”, dice el reporte de perspectivas económicas globales publicado el martes.

En América Latina y el Caribe, se proyecta que el crecimiento disminuya de 2,5% estimado en 2023 a 1,9% en 2024, y que aumente hasta 2,5% en 2025. Esto implica una revisión a la baja para 2024 de 0,4 puntos porcentuales respecto de la proyección anunciada por el FMI en octubre de 2023. “La revisión del pronóstico para 2024 se debe al crecimiento negativo de Argentina en el contexto de un ajuste significativo de la política económica para restablecer la estabilidad macroeconómica”, dice el texto. Se estima que la economía argentina se contraiga -1,1% este año y -2,8% el próximo.

A nivel global, el Fondo espera que la economía se desacelere sin contraerse y que la inflación continúe a la baja, lo cual representaría un “aterrizaje suave” después de las políticas de estímulo económico en países desarrollados. En los años posteriores a la pandemia de la covid-19, economistas temían que la inflación y el fin de las ayudas sociales contribuyeran a una recesión. Sin embargo, al referirse a “aterrizaje suave”, el Fondo asegura que el resultado será una desaceleración de la actividad económica que no llevará a la recesión. El FMI prevé que el nivel general de inflación a escala mundial descienda a 5,8% en 2024 y a 4,4% en 2025.

“La recuperación económica mundial está resultando ser sorprendentemente resiliente tras la pandemia de covid-19, la invasión rusa de Ucrania y la crisis del costo de vida”, dice el reporte. “A la vez, se espera que las elevadas tasas de interés dirigidas a combatir la inflación, unidas al retiro del respaldo fiscal en un contexto de deuda elevada, frenen el crecimiento en 2024″, agrega el Fondo.