ANUNCIO
ANUNCIO

“Estados Unidos examinó acusaciones de vínculos de cárteles con aliados del presidente López Obrador”: The New York Times

López Obrador calificó a The New York Times como un “pasquín inmundo”, tras este reportaje que lo relaciona con el crimen organizado

Autoridades de justicia de Estados Unidos pasaron años investigando denuncias de que aliados del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunieron con cárteles de la droga y recibieron millones de dólares de ellos después de que él asumiera el cargo, informa hoy el diario estadounidense The New York Times, al publicar el reportaje denunciado en la conferencia matutina por el mandatario, de quien el artículo subraya que no hay nada que indique que él está directamente relacionado con organizaciones criminales.

Procuradores de justicia de Estados Unidos pasaron años investigando denuncias de que aliados del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunieron con cárteles de la droga y recibieron millones de dólares de ellos después de que él asumiera el cargo, informa hoy el diario estadounidense The New York Times, al publicar el reportaje denunciado en la conferencia matutina por el mandatario, de quien el artículo subraya que no hay nada que indique que él está directamente relacionado con organizaciones criminales.

Los periodistas Alan Feuer y Natalie Kitroeff publicaron el reportaje “EU revisó las acusaciones de vínculos entre cárteles y aliados del presidente de México”, horas después de que López Obrador adelantara que el medio le hizo llegar preguntas para fijar una postura respecto de los señalamientos del reportaje, que denunció como “falsedades”.

El artículo se basa en registros estadounidenses y tres personas familiarizadas con el asunto. La investigación de la que hablan los periodistas es, señalan, distinta de la que ya salió a la luz hace unas semanas de la DEA, que aludía a que la campaña de López Obrador habría recibido dinero del narco en 2006.

De acuerdo con el artículo del Times, las autoridades estadounidenses descubrieron información que apuntaba a posibles vínculos entre poderosos operativos de cárteles y asesores y funcionarios mexicanos cercanos a López Obrador.

Sin embargo, subraya que Estados Unidos nunca abrió una investigación formal sobre López Obrador, y los funcionarios implicados acabaron por archivarla.

El medio afirma que de acuerdo con tres fuentes, los investigadores llegaron a la conclusión de que el gobierno de Estados Unidos tenía poco apetito para perseguir acusaciones contra el líder de uno de los principales aliados estadounidenses.

El artículo es claro en cuanto a que, si bien los funcionarios estadounidenses identificaron posibles vínculos entre los cárteles y socios de López Obrador, “no encontraron ninguna conexión directa entre el propio presidente y las organizaciones criminales”.

El reportaje del Times detalla que parte de la información sobre los supuestos vínculos de gente cercana a López Obrador con el narco proviene de informantes “cuyos relatos pueden ser difíciles de corroborar y a veces terminan siendo incorrectos”. La información salió a relucir durante pesquisas sobre actividades de los cárteles de la droga.

En resumen, el reportaje revela lo que López Obrador ya había adelantado en la conferencia: que un informante dijo a los investigadores que uno de los confidentes más cercanos del López Obrador se reunió con Ismael Zambada García, El Mayo, un alto líder del cártel de drogas de Sinaloa, antes de su victoria en las elecciones presidenciales de 2018.

Ya tras el triunfo de López Obrador, un fundador del cártel de los Zetas cuyo nombre no es revelado, habría pagado cuatro millones a dos aliados del dirigente de Morena, con la esperanza de ser liberado de prisión.

Los investigadores, agregó el Times, obtuvieron información de una tercera fuente que sugería que los cárteles de la droga estaban en posesión de videos de los hijos del presidente recogiendo dinero del narcotráfico, según muestran los registros.

De acuerdo con dos fuentes cercanas a la investigación, los agentes de la ley de Estados Unidos también rastrearon de forma independiente los pagos de personas que creían que eran operativos del cártel a intermediarios para el Sr. López Obrador. Al menos uno de esos pagos se habría hecho en la misma época en la que López obrador viajó a Badiraguato, en Sinaloa, en 2020, y se reunió con la madre de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, quien cumple sentencia de cadena perpetua en una prisión de Colorado.

La revelación de otra investigación de la DEA desató indignación en el gobierno mexicano. El presidente López Obrador señaló que cómo podía confiar en Estados Unidos si estaba interfiriendo en los asuntos mexicanos. Posteriormente, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, declaró la investigación de la DEA “caso cerrado”.