PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

México, fue el cuarto país del mundo que más porno consumió en 2023

El portal de contenido pornográfico PornHub dio a conocer un resumen acerca del consumo en su plataforma durante el año 2023. Según los datos arrojados por su anuario, México es el cuarto país del mundo que más tráfico diario genera para PornHub ,por debajo de Estados Unidos, Filipinas y Francia

Como cada año, desde 2013, el portal especializado en contenido pornográfico PornHub dio a conocer las últimas tendencias, términos, búsquedas y un resumen acerca del consumo en su plataforma durante el año 2023. Según los datos arrojados por su anuario, México es el cuarto país del mundo que más tráfico diario genera para PornHub ,por debajo de Estados Unidos, Filipinas y Francia. Estos forman parte de una lista de 20 territorios que representan el 79,3% del tráfico diario al portal, con más de 100 millones de visitas diarias y más de 36 mil millones de visitas al año —según da a conocer en su propia página—, entre los que se incluyen otros países latinos como Brasil (10), España (11), Argentina (16) y Colombia (17).

Respecto a 2022, México subió una posición, quitándole el quinto puesto al Reino Unido. Sin embargo, el promedio de tiempo de permanencia en el sitio por visita para los mexicanos es el más bajo de la lista, con solo 8 minutos 45 segundos respecto a Egipto, el primero con 11 minutos 12 segundos. Según la sexóloga y educadora Karimme Reyes, mejor conocida como sexoconka, a pesar de estos indicadores, en la nación norteamericana el consumo de porno sigue siento un tabú.

“Este informe dice que mucha bandita mexicana consume porno, pero no lo andamos diciendo por la vida, porque es este secreto a voces, que ya sabemos que muchas personas, principalmente aquellos que se identifican como hombres, pues consumen pornografía, pero vemos también que cada vez son más las mujeres las que también consumen”, afirma la también fundadora y directora de la red SexólogxsMx.

Curiosamente, siguiendo el hilo de esta última afirmación, el informe de PornHub también arroja que en México, las mujeres representan un 48% de la audiencia del país en la plataforma, el tercero de la lista por debajo de Filipinas y Colombia, que ambas superan el 50% de cada nación. Sin embargo, a pesar de estos indicadores, si para un hombre es difícil hablar sobre el tema libre y abiertamente, para una mujer “continúa siendo uno de los grandes tabúes”, afirma Reyes, debido a la educación desigualitaria en la que a las mujeres no se les ha permitido hablar abiertamente de muchas cosas, “mucho menos de la sexualidad”, agrega.

“Está interesante el dato, 48% es bastante. En la sexualidad femenina es como decirle al mundo yo también puedo excitarme, yo también puedo erotizarme viendo una película pornográfica. Es un dato hasta revelador, porque eso quiere decir que a lo mejor ya lo estaban viendo, pero no lo hablaban. Habría que investigarlo más a fondo”, afirma la especialista.

La recapitulación que hace PornHub también muestra que una de las categorías más buscadas en México es el contenido lésbico y en sus índices demográficos da a conocer que el 34% de su población tiene una edad entre 18 a 24, seguido de 25 a 34 (24%), 35 a 44 (15%) y 45 a 54 (12%). Asimismo, el informe señala que en la búsqueda de tendencias la palabra “transexuales” tuvo un incremento del 409%. Reyes ve una relación entre algunos de estos indicadores. Desde el hecho que el público mayoritario sea de la generación Z y que casi un 50% del público es femenino, plantea la hipótesis de que las mujeres también inciden en la preferencia por el contenido lésbico. “Todas las nuevas generaciones vienen con la idea de ‘por qué yo no tengo que decir esto o descubrir esto’. Son más curiosos y curiosas y pasan a la acción, a diferencia de otras generaciones”, dice la sexóloga.

Reyes no tiene ninguna duda al plantear que parte de este porcentaje de mujeres esté buscando pornografía lésbica, a diferencia del porno heterosexual en el que “el protagonista siempre va a ser un pene”. “En el porno lésbico hay un un encuentro sexual igualitario en el que se cuida mucho el disfrute de la otra persona y viceversa. No hay un foco en la obsesión por la penetración y se puede ver un disfrute en distintas formas de placer para todos los gustos”, añade.

La especialista hace hincapié en que la mayoría del contenido de plataformas como PornHub o XXXVideos es predominantemente del tipo mainstream o tradicional. ¿A qué se refiere con esto? Que presenta tanto encuentros sexuales como el papel de las mujeres fuera de la realidad. “Nos siguen presentando escenas, situaciones y cuerpos muy alejados de la realidad, donde los papeles no son equitativos, no son igualitarios. No se ve ahí realmente el placer, la complicidad, como realmente tiene que ser un encuentro sexual, en el que tiene que haber ciertos cuidados como el uso del condón y consenso con la otra persona, de lo contrario estaríamos hablando de otros territorios como la violencia que se puede ejercer”, elabora Reyes.

La sexóloga ve como opción el porno feminista o alternativo que, aunque sigue siendo una película con ediciones, efectos, cortes, están más apegados a situaciones reales. Considera que el porno feminista deja en claro que debe haber consenso, ciertos cuidados con la persona que uno se involucra y quita toda esa violencia que se presenta en el porno tradicional hacia las mujeres, principalmente, haciendo creer que ese tipo de situaciones o actos que se realizan genera placer a todas.

“La pornografía es eso, ficción. Muchas veces cuando se quiere llevar a la realidad no va a funcionar y muchas veces podemos estar cayendo en actos de violencia. No les estoy diciendo no vean pornografía, yo preferiría que no y si la ven, pues por lo menos tener muy en cuenta que es como cualquier película en el cine, nos gusta, nos excita, nos emociona, que se quede ahí, llevarlo a la realidad ya no va”, finaliza.