ANUNCIO
ANUNCIO

Va por México ha elegido a José Ángel Gurría como el arquitecto de su proyecto de gobierno

El bloque opositor vuelve a seguir los pasos de Morena y nombra al exsecretario de la OCDE para encabezar a un grupo de especialistas. Enrique de la Madrid se perfila como el primer aspirante priista en registrarse

El exsecretario de la OCDE, José Ángel Gurría, se bajó de la contienda por la candidatura presidencial de la coalición Va por México y será el encargado de encabezar un grupo de expertos para definir el proyecto de gobierno de la alianza opositora. Así lo dieron a conocer este miércoles el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). “Es urgente que se lleve a cabo un proyecto de reconstrucción del país ante los pésimos resultados en los cinco años del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en materia de Seguridad, Economía, Salud, Pobreza y Educación”, se lee en un comunicado. Gurría será el timonel que defina las prioridades y los problemas más urgentes a resolver en caso de que el candidato del llamado Frente Amplio Opositor gobierne entre 2024 y 2030. Sus rivales de Morena, el partido del presidente, hicieron prácticamente lo mismo la semana pasada y convocaron a un grupo de 21 especialistas para elaborar su proyecto de Nación para el próximo Gobierno.

“Estoy convencido de que las y los mexicanos unidos lograremos posicionar una vez más como potencia en la región y globalmente a nuestro país”, señaló Gurría en un mensaje a través de sus redes sociales. Los integrantes de Va por México argumentaron que el economista y diplomático fue elegido por ser “un perfil apartidista con amplia experiencia y con reconocimiento internacional” y dijeron que su tarea será “aglutinar a los mejores académicos, especialistas y expertos para construir con las mejores ideas el mejor proyecto para que México salga adelante”.

La alianza anticipó desde abril pasado que su plan es formar un gobierno de coalición, en el que se integren perfiles de los tres partidos y miembros de la sociedad civil. Esa apuesta es una forma de sumar a figuras de las tres formaciones políticas, que históricamente han defendido posiciones ideológicas distintas y que han sido rivales, y también de facilitar el reparto de posiciones en el Gobierno en caso de ganar. El compromiso es no conformar un gobierno “panista” o “priista”, sino de toda la coalición.

La fórmula volvió a aparecer tras la designación de Gurría en este nuevo encargo. “El Frente Amplio logrará que en 2024 y por primera vez, se cuente con un gobierno de coalición en donde los tres partidos políticos y la sociedad civil tendremos como tarea la recuperación de México”, comentó el economista. El político de 73 años fue secretario de Relaciones Exteriores y de Hacienda en la Administración de Ernesto Zedillo (1994-2000) y estuvo al frente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos durante 15 años, de 2006 a 2021. “El próximo periodo en la Presidencia de México será ingrato, porque el trabajo que habrá que hacer será como armar con los codos un rompecabezas al que le faltan piezas”, dijo la semana pasada en una entrevista con el diario El Economista.

Pese a su experiencia profesional, Gurría no figuró en los últimos meses entre los favoritos en la carrera por la candidatura de la oposición. López Obrador, que dedicó un buen tramo de su conferencia mañanera al proceso interno de sus rivales, no se mostró sorprendido de su salida de la contienda. “No creo que juntara 150.000 firmas”, dijo el presidente, sobre los requisitos que estableció Va por México para el registro de aspirantes.

Después de que Morena definiera cómo va a elegir a su candidato para las elecciones de 2024 el mes pasado, el bloque opositor ha apostado por seguir los pasos de sus rivales y adelantar la definición de su abanderado, pese a que la ley prevé que la carrera empiece hasta noviembre. Al igual que el partido gobernante, celebrará encuestas, pero también elecciones primarias para tener a un contendiente “competitivo”. En el esfuerzo por no quedarse atrás en la carrera por la presidencia, esta semana también ha encomendado a un grupo de técnicos para decidir qué van a hacer al encabezar el Gobierno.

Enrique de la Madrid, primer priista en registrarse

Enrique de la Madrid, exsecretario de Turismo, hizo oficial su postulación en el proceso de la oposición. El también hijo del presidente Miguel de la Madrid (1982-1988) se suma a una lista que ya incluye a Xóchitl Gálvez, Santiago Creel, Gabriel Quadri y Jorge Preciado, que se inscribieron el martes, el día en que se inauguró el proceso de manera formal. “Un mejor México es posible, un país en el que todos tengamos oportunidades”, señaló en su discurso. “Estamos juntos, mi relación con el PAN lleva varios años”, dijo el priista ante un público de militantes panistas.

De la Madrid es el primer aspirante identificado con el PRI y que participó en el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) en entrar en competencia. “La vida está llena de obstáculos, pero cuando el objetivo es construir el mejor México posible, no hay obstáculo imposible”, dijo en un mensaje grabado el fin de semana pasado para desmentir los rumores de que iba a abandonar la contienda, como ya lo han hecho al menos seis candidatos opositores que, en su mayoría, no estaban de acuerdo con los requisitos pactados por los tres partidos. El protocolo para el registro de los opositores se da ante cuatro instancias: el comité de la coalición y las dirigencias del PRI, el PAN y el PRD. La fase de inscripción concluye el próximo domingo. Se espera que el ganador sea anunciado en la primera semana de septiembre.